Oscar E. (Coro)

RetratoOscar E. Sampol P.Cuatro de septiembre de mil novecientos ochenta y nueve. Santa Ana de Coro. Pego la Bío de mi cuenta en Twitter porque soy flojo: Filosófico-Retórico-Irónico-Estoico. ¿Porqué no? Sinceramente, un mentiroso. Intenso/Apasionado. O puede que nada de esto sea cierto… ¿? En eterna incertidumbre.

POR MÁS DIFÍCIL QUE PAREZCA

Por más difícil que parezca,  escoger siempre la esperanza por sobre la resignación, renunciar, desistir, conformarse, ese es el camino que escogen los cobardes que no se atrevieron a seguir soñando, que por miedo a fallar no tuvieron más remedio que aceptar mucho menos de lo que la vida les tenía preparado. Dejaron de confiar en sí mismos, y esa absurda aceptación de “Ya no hay más por hacer” los alejó del “Aún hay mucho para mí en este mundo”, de lo que en verdad merecían. Ese muro, que construimos con el miedo… ¿Quién habría imaginado cuan resistente sería ese material?… ese muro capaz de elevarse tan alto que hacemos de él una imposibilidad escalarlo; escalarlo, y continuar hacia lo que habíamos procurado evitar, alcanzar nuestro éxito. Ya ustedes tendrán su propia idea del éxito. La mía no es más que hacer lo que desee, así  “no logre disfrutarlo”.

Mi idea del éxito es ser feliz y no hay cosa que me entristezca más que sentir que no estoy haciendo lo que deseo. Pero, está este asunto, el miedo. Nunca tuve problema en conseguir mi éxito cuando solo dependía de mí. Pero ahora, no depende de mí [1], porque mi deseo es estar con alguien, alguien que no desea estar conmigo ahora y quizás nunca lo desee. He aquí ante ustedes mi miedo a nunca poder estar con ese alguien, miedo del más ligero y resistente material. Miedo que usaré para construir mi muro, el cual llamaré muy justificadamente “No deseo estar contigo” y que me separará de mi éxito igualmente llamado de forma justa, “Deseo estar contigo”.

Me encuentro entonces junto frente a mi éxito, tú, aguardándome, de un lado está mi miedo, amontonada en forma de ladrillos, listo para construir ese Muro. ¿Qué hacer? Se supone que mi camino está libre, pero no. Por alguna razón subjetiva, tú pusiste el primer ladrillo [2]. Por más difícil que parezca, ahora todo es más complicado. Retiro ese ladrillo para continuar mi paso, y… colocas otro. ¿Qué está ocurriendo? Ya sé, recuerdo que no deseas estar conmigo. Coloco entonces uno de esos ladrillos hechos del miedo más puro junto al tuyo diciendo “no deseo estar contigo”, listo, bienvenido, cobarde.

Pero quedaba algo, algo que no había estado destinado a suceder, el nacimiento del capricho. El capricho de un simple hombre que nunca iba a dejar que su deseo fuera arrebatado. No suelo oponerme a los deseos de otros aunque eso me ponga en contra de los míos, y cuando eso ocurre todo se vuelve más interesante. Volvamos al muro, donde ya no soy el cobarde que puso el ladrillo sino el luchador comprensivo que decidió no abandonar su deseo pero que decidió respetar el de ella.

Comenzamos a construir entonces el Muro.Tu estas ahí, contradiciendo mi deseo y yo estoy ahí, pero ya no con miedo, sino simplemente respetando tu deseo. De cuánto tiempo estemos construyéndolo dependerá la altura de ese muro. Vamos levantándolo muy alto, pero sin darte cuenta de que mi capricho me hace escalar ese muro, estando siempre cerca de la cima, listo para sorprenderte y sobrepasarlo en cualquier momento. El momento, en el que te canses de construir, y sientas que mi deseo es más fuerte que el tuyo. En ese momento ya no dependerá de ti, seré yo quien decida. Y ten por seguro que como todo gran luchador, no importa cuán alto hayamos levantado ese muro, daré ese salto hacia lo que más deseo, ese salto que separa a los resignados de los consagrados, a los conformistas de los optimistas, a cobardes de los valientes.

Y,  por más difícil que parezca, siempre, procuraré alcanzar lo que deseo.

Para un astro rey.

[1] Si dependía de mí, nada en tu vida está en manos de otras personas. Si es así, nunca   hiciste lo suficiente.

[2] Las personas no pueden usar nuestro miedo, no ponen nuestros ladrillos, nosotros hacemos que ellos lo hagan.

6 pensamientos en “Oscar E. (Coro)

  1. Grecia dice:

    Te tengo un título mejor para esto: “El Diario de Óscar Sampol”. ¿Qué cuentas realmente? Si el sujeto es un muro y nada más qué decir.

  2. Juan dice:

    Narrativa no es, eso está más que claro. La verdad no sé muy bien que es. Parece algo que uno escribe en la parte de atrás de un cuaderno cuando está en una clase ladilla…imagínate que ni tu mismo sabes lo que hiciste. Te puedo dar un consejo, o mejor dicho, una idea (a riesgo de ser tomado por un ridiculito pretencioso o dicho coloquialmente “alumbraito”): toma un poco más en serio lo de escribir, porque puedes hacerlo mejor. Escribir no es solo “expresarse”. Todos sabemos escribir, en primer grado nos enseñan, y todos nos expresamos cuando hablamos, reímos, lloramos, hasta cuando respiramos. Pero hacer literatura es una arte, que no debe hacerse como a uno le plazca, sino hacerse con un sentido de excelencia, buscando que las palabras alcancen la altura de las imágenes o ideas que uno desee expresar. Si no es realmente lo tuyo o no lo tomas muy en serio, pues ignora lo que he dicho y sigue haciendo lo que haces.

  3. Oscar, me encuentro un tanto confundida… lo único que tengo claro es que no es cuento, no sé si prosa poética (…) Además, ese “recurso” de los pie de página, ¿para qué? No digo que no me haya agradado, simplemente estoy confundida.

    • sampol4 dice:

      Hola Daniela, Yo tampoco tengo idea de lo que sea, no soy un escritor. Solo escribí para expresarme. Los “Recursos” No se que sean o como se llamen, vi algo similar en algún libro donde el autor los usaba para dar una mejor explicación de un hecho, sin desviarse tanto del tema del párrafo original. Yo lo use para casi lo mismo, pero básicamente es para contradecir una idea en la oración. Gracias por interesarte.

  4. Angélica Alvarado dice:

    ¡Sampooool! Aquí está tu narrativa. !Que éxito! Falta algo más de cuento, sobra un poco de reflexión. Buenos comienzos, sigue así.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: