Adriana(Mérida)

798305_4893166403497_1864843313_o (1)

Adriana Carolina Casart, 21 años, amante de la prosa poética, estudiante de idiomas modernos, dibujante de garabatos, despistada irremediable, bruja en la cocina y escritora a ratos.

 Caja Seca (Zulia)-Mesa Seca (Mérida).

I

Besarte mientras olvido respirar y todo da vueltas alrededor, incluyéndote. Porque mi sitio favorito te has vuelto tú, tan seguro y peligroso a la vez, como montarte en el martillo cuando vas a la feria -sabes que no caerás o que es tan poco probable que pase- pero aún así sientes las cosquillas y el miedo, la necesidad de aferrarte con fuerza y de algún modo por seguro tengo tus brazos que me aferran a la realidad, tienes tantos efectos, todos a la vez. Te haces tan adictivo como el jugo de parchita para mí, agridulce como un pie de limón, constante como las noticias que no veo, tienes el efecto de una buena trilogía, me mantienes en suspenso y atenta –todo un logro con el despiste que sabes que llevo-. No olvidar el camino a ti es indispensable, porque después de separarme de ti y volver al televisor  al programa que veíamos antes de enfocar tus labios y sentirme como si bajara de las sillas voladoras, recuperaré la calma a momentos, y quizás respire con pausas porque más tarde querré como de costumbre perderme en ellos –tus labios-, querré de nuevo tomar de tu aire, llevarme un poco de su olor mientras en la carrera de tenerte, cerca tan cerca vuelvo a olvidar que necesito algo de aire, me ocupo de mi baja de ti y vuelvo a sentir aquel baile, el círculo que trazamos cada vez que te acercas lo suficiente a mí, cada vez que pierdes el miedo de encontrarme solo por la sensación de perderme a la vez.

II

Márcame como a tu libro favorito, como si fuera la página dónde está esa frase que te encanta y repíteme con fervor, cítame con frecuencia, cuéntame con orgullo, escríbeme con propiedad y más que a nada llévame contigo tatuada en tu mente, impregnada en tus dedos, transfórmame y discúteme poquito a poco palabra por palabra, luego con desenfreno palpa cada signo de puntuación y respírame en él, puedes devorarme en cada coma porque te incitaré con cada punto te rendirás con cada acento y entre paréntesis cogerás aliento y cada párrafo cada nueva hoja será tenerme y no. Tendrás miedo de acabar e inventarás excusas para encontrarme en nuevas hojas, nuevos tomos y allí estaré guiñándote en letras, esperando tus ojos sobre mí, tus cálidas manos, tu aliento y el movimiento de tus labios mientras me sigues.

III

Tortúrame si pierdo

Pero cuídate si gano

Te ordenaré torturarme

Con lo áspero de tu voz

Con lo fijo de tu mirar

Con lo fuerte de tu abrazo

Con lo certero de tu palabra

Con el golpe de tus labios

En fin si pierdo, si gano…

Tortúrame.

*

Una historia corta.

Una historia corta, sí porque bastó solo unos cuantos besos, suaves y con muy poco de lengua –a ella no le dio tiempo de visitar la tuya, porque mientras la ropa quedaba en manos del uno y del otro ya tu punta sudaba. No debiste ver porno minutos antes –mala idea y aun así comentabas lo feas que eran las tipas y hablaste de sus anormales senos-  (creo que estuve más tiempo en la cola de bajada a tu casa) Aunque igual me gustó verte así, tu cara de trauma, mi risa estridente mientras tú seguías adentro solo que inevitablemente acabado, me invitaste a reír –ríete ríete- tranquilo, ya yo lo hacía no tenías ni que pedirlo.  Cómo pensar momentos antes que por abrirme de esa forma, tu arriba buscando mi boca de a poquito, yo debajo de piernas abiertas, nuestros torsos pegados, nuestros amigos discutiendo tan cerca, mis piernas cada vez más separadas y mi pelvis consumiendo todo lo que le dabas –dispuesta a más- sentía como pequeños temblores encendían más ganas y era suave, lento, pero era más rápido (todo movimiento, todo tú todo yo). Tus palabras salir apresuradas de tu boca, tu expresión de sorpresa, todo llegó tarde porque ya yo había sentido el temblor, un cosquilleo, mi propia amiga te abrazaba y soltaba de a ratos, pero seguía encendida, tu acabado yo consumiéndome.

Anuncios

12 pensamientos en “Adriana(Mérida)

  1. IJLR dice:

    ¿Que haces fugitiva?. ¿Sigues oculta tras las faldas de esas montañas? o ¿sigues huyendo sin mirar atrás como una asesina en serie? ¿Aún escribes entre el desastre de tu orden? y que es de la vida de tu pincel, todavía lo usas para tu arte personal?. Es errante pensar que no te leo si me encanta oír tu voz susurrándome. Imagino que de tus labios se puede ver una mueca ahora mismo al leer este ataque de locura. Lo sé porque tengo el otro lado de esa mueca en mi rostro mientras veo que puedes escribir “abrazo”, lograste cambiarle el significado presumo, al igual que a la palabra “liberta” y pues pare usted de contar. Desearía ser tu trilogía de vida o al menos cambiarle el final a mis sueños donde mueres de olvido, por un “vivieron felices para siempre”.

    Mientras estoy con la niña, la soñadora y visionaria, romántica y despistada. Nos cepillamos los dientes juntos por las mañanas antes de salir, por las noches suele meter los pies fríos bajo el edredón naranja y no duerme hasta escuchar el latir de un corazón…

    Ya no importa si no supiste o no quisiste despedirte, solo no dejes de escribir tus aventuras fugitiva.

  2. Adrineli Canelón dice:

    Que de pinga cuando te encuentras sin estar en algún poema! Geniales! Saludos!

  3. Liwin Acosta dice:

    Eres buena, muy buena!

  4. Ruben Guzman dice:

    la pasion siempre inpirara, solo hay que encontrar quien la relate.. buen trabajo. un beso!

  5. Jóse dice:

    Se aprecia tu humor al narrar. Es sutil y crudo, directo. Nada de vergüenza, totalmente vulnerable. Felicidades.

  6. Tus escritos son sensuales.

  7. Me engañaste en el número 1.. ya en el 2 me ubiqué. Me gusta ese jueguito pícaro con las palabras.. ¡Bastante buenos! ¡Nos vemos acá!

  8. Que genial que para crear un poema nos podamos inspirar por cualquier tipo de cosa

  9. II.. WOW, ME ATRAPÓ, Y ESTO: estaré guiñándote en letras, JAJAJA! MUY BUENO.

  10. Torturame si pierdo, muy buena explicación de lo que es dar y recibir en el amor, cuando el dar significa perder porque no se entra en lo reciproco, me gusta como lo finalizas porque es como un doble sentido… Es Bueno

  11. Richard Zarraga dice:

    Muy buena, “una historia corta”, suele suceder a muchos debido al afan de querer tener a su amada y sin poder contralar sus emociones, dejan que la pasión los envuelva como una cobija en llamas y al darse cuenta del calor que siente por la cobija en llamas, ya son cenisas las que han quedado de la misma. Entonce avergonzados de haber llevado a su pareja a un viaje corto, deciden hacer morisquetas y comentarios de burlas para esconder dicha verguenza.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: