Silvana (Coro)

silvana alfonzo perezSilvana Alfonzo. Santa Ana de Coro, 23/08/1995. Amiga de las cosas simples y de una taza de café. Desde que descubrí la existencia de las palabras escritas ya no pude escapar de ellas. Soy estudiante por pequeños fragmentos de tiempo.

Marioneta

 

 

            Mis ojos, abiertos como platos, que nunca pueden ver, dos ventanas por las que la lluvia ni entra ni sale.

            Mi alma, algo casi inexistente, lo único que es capaz de sentir y me pertenece aunque no la pueda ver y que no estoy convencida de que funcione.

            Mi mente, en la que guardo algo parecido a sueños y fantasías, pero que, a ciencia cierta, no tengo idea de qué puedan ser; alguien cuya función se limita a ser controlada no puede tener pensamientos propios, es muy poco probable que esos sueños me pertenezcan.

            Mi nariz y mi boca, ambas incapaces de sentir el olor y sabor de la vida, pues, tampoco están diseñadas para tal oficio.

            Mi labor, con el único fin de servir, entretener y obedecer, sin segundas opciones y sin derecho a resistencia, ¿para qué?, es inútil intentarlo siquiera; mi labor es cumplir órdenes y ser controlada, hasta ser desgastada y guardada para el resto de la existencia dentro de un gavetero, o en el mejor de los casos ser incinerada. Una vez hecha cenizas tal vez consiga la libertad que tanto imagino, esa que no conozco pero que amo más que cualquiera de mis partes.

            Desde que fui fabricada he sido controlada, a través de estos, mis hilos de plata, de los que dependo totalmente y a los cuales estoy aferrada sin esperanza alguna de dejarlos, ellos que detesto y llevo constantemente conmigo, me recuerdan de qué estoy hecha y para qué, ellos, me quitan toda esperanza adquirida en sueños.

            Mi único propósito, conseguir mi libertad, aunque su precio sea entregar mi alma, total, no estoy segura de su existencia

            Marioneta, hecha de madera, cubierta con telas; un instrumento de diversión adorado en el escenario, y una vez fuera de él no me queda más que la oscuridad, sola, con mi alma, mi ilusión, mi esperanza de ser algo más, y los hilos que día a día maltratan y desgastan mis partes.

2 pensamientos en “Silvana (Coro)

  1. Estoy tan contenta de que no hayas enviado el otro cuento sexoso =’) jajajajaja. No, en serio, me encantó.

  2. Una marioneta que siente ¡Y vaya que supo plasmarlo!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: